Posts Tagged ‘aserción’

Autorrefutación pragmática del relativismo global

6 enero 2011

La aserción de la oración “Todo es relativo”, interpretada en términos relativos, expresa la proposición <Según creo, todo es relativo>.

La objeción tradicional a esta relativización de la aserción relativista (Nagel 1997: The Last Word) es que el relativista no nos da ninguna razón para compartir su creencia. Sin embargo, puede argumentarse que la relativización del relativismo global no tiene que ser racionalmente gratuita (Boghossian 2006: Fear of Knowledge). De entrada el relativista puede tener una creencia racionalmente articulada, en cuyo caso la aserción relativista expresa la proposición <Según la teoría T que creo, todo es relativo>. Más aún, en el contexto de un intercambio con un anti-relativista cuya creencia está racionalmente articulada por una cierta teoría T*, el relativista debe argumentar que T es la teoría que es más racional creer.

De manera que la aserción de la oración “Todo es relativo”, interpretada en términos relativos, expresa la proposición <Según la teoría T que es más racional creer, todo es relativo>.

Mi argumento es que la aserción relativista así entendida incurre en un caso de autorrefutación pragmática.

Definición de autorrefutación pragmática: cierta proposición necesaria para (a) poder realizar una aserción y (b) que tenga algún valor de verdad, entraña que la aserción es falsa. La cláusula (b) tiene su base en el fenómeno semántico de la presuposición (Strawson 1950: On Referring): la proposición <p> es una presuposición de la proposición <q> cuando <p> tiene que ser verdadera para que <q> pueda tener algún valor de verdad. Por extensión obtenemos: la proposición <p> es una presuposición de cierta aserción cuando <p> tiene que ser verdadera para que la aserción tenga algún valor de verdad. Ahora bien, quiero considerar la presuposición también como un fenómeno pragmático necesario para poder aseverar algo, pues es argumentable que nadie puede realizar una aserción que no tenga algún valor de verdad. De manera que obtenemos (a): si la presuposición de una aserción no se diera, el hablante no podría haber realizado la aserción.

ARGUMENTO:

1) La proposición <T es la teoría que es más racional creer> es una presuposición de la aserción relativista con el contenido proposicional <Según la teoría T que es más racional creer, todo es relativo>.

2) Es máximamente racional que uno tenga la creencia con el contenido proposicional <p> solo si <p> es verdadera.

Este principio es derivable inmediatamente a partir de otros dos principios normativos. Primero, el principio de la verdad como norma de la creencia (Engel 2002: Truth):

(i) Uno debe tener la creencia con el contenido proposicional <p> solo si <p> es verdadera.

Segundo, el principio de que la máxima racionalidad entraña el deber de tener una creencia:

(ii) Es máximamente racional que uno tenga la creencia con el contenido proposicional <p> solo si uno debe tener esa creencia.

Por transitividad de los condicionales (i) y (ii), obtenemos 2).

3) Si la aserción relativista con el contenido proposicional <Según la teoría T que es más racional creer, todo es relativo> es verdadera, entonces la teoría T es falsa.

Pues si la aserción relativista es verdadera, hay al menos algo absoluto (a saber: que según la teoría T que es más racional creer, todo es relativo) que falsa la propia teoría T.

4) Teniendo en cuenta el principio 2) resulta por contraposición del condicional que si la teoría T es falsa, entonces no es máximamente racional que uno crea la teoría T. En otras palabras: si la teoría T es falsa, es falsa la proposición <T es la teoría que es más racional creer>.

Disponemos ya de las premisas para llegar a la conclusión de que estamos ante un caso de autorrefutación pragmática:

5) La aserción relativista con el contenido proposicional <Según la teoría T que es más racional creer, todo es relativo> se autorrefuta pragmáticamente.

EXPLICACIÓN:

La premisa 3) nos dice que si la aserción relativista es verdadera, entonces la teoría T es falsa. La premisa 4) nos dice que si la teoría T es falsa, entonces es falsa la proposición <T es la teoría que es más racional creer>. La premisa 1) nos dice que esta proposición es una presuposición de la aserción relativista. De manera que según el fenómeno pragmático de la presuposición la proposición <T es la teoría que es más racional creer> tiene que ser verdadera, para que la aserción relativista (a) pueda realizarse y (b) tener algún valor de verdad. Pero de las premisas 3) y 4) se sigue que si la aserción relativista es verdadera, entonces la proposición <T es la teoría que es más racional creer> es falsa. Así que, por un lado, esta proposición tiene que ser verdadera para que la aserción relativista pueda realizarse y tener algún valor de verdad, pero en ese caso la aserción relativista tiene que ser falsa: la aserción relativista no puede ser verdadera, pues para que lo fuera tendría que ser falsa la proposición <T es la teoría que es más racional creer>, en cuyo caso no se hubiera dado la presuposición necesaria para poder realizar la aserción en primer lugar. La conclusión es que si la proposición <T es la teoría que es más racional creer> es verdadera, resulta (por el fenómeno pragmático de la presuposición) que la aserción relativista con el contenido proposicional <Según la teoría T que es más racional creer, todo es relativo> es falsa. En otras palabras menos técnicas: si T es la teoría que es más racional creer, entonces es falso que según la teoría T, todo es relativo.

Anuncios

Racionalidad o relativismo global (II)

1 mayo 2009

Por otra parte, la relativización de la aserción relativista es un caso de un fenómeno al que me referiré como inexpresabilidad pragmática. De entrada, señalemos la diferencia con un caso de autorrefutación pragmática: mientras que en un caso de autorrefutación pragmática puede o no haber un problema en realizar la aserción, pero el problema básico es que las condiciones pragmáticas necesarias para aseverar algo determinan su falsedad, en un caso de inexpresabilidad pragmática el problema básico está precisamente en que la aserción no puede realizarse a causa de las condiciones pragmáticas necesarias para aseverar algo.

(more…)

Racionalidad o relativismo global (I)

23 abril 2009

Vuelvo otra vez (otra vuelta de tuerca, sí) a la tesis de P. Boghossian (en Fear of Knowledge) de que el argumento tradicional contra el relativismo global sobre los hechos o la verdad no funciona. La idea detrás del argumento, que el relativista tiene que comprometerse con alguna verdad absoluta, es correcta. Boghossian propone un nuevo argumento que llevaría al relativista a ese compromiso y, por tanto, a la incoherencia. Pero, el argumento tradicional no probaría, como pretende, que el relativismo global caiga en el dilema de ser autorrefutante o ser racionalmente defectivo. Por eso, dejando de lado la carga de una autorrefutación directa, la crítica de Boghossian al argumento tradicional consiste en establecer la racionalidad del relativista: pues, si el relativista no tiene que ser irracional al proponer la relativización de su propia tesis, entonces no es llevado a una elección forzosa entre ser relativista o ser racional. Mi objetivo es mostrar que, paradójicamente, el supuesto de que el relativista actúa racionalmente al relativizar su propia tesis conduce a una reducción al absurdo de la racionalidad de esa jugada relativizadora. Así que, en efecto, uno tiene que elegir entre ser relativista o ser racional.

(more…)

McDowell: sentido, verdad e interpretación (III)

3 noviembre 2008

Como es sabido, el programa de la interpretación radical de Davidson es una respuesta al requisito de interpretatividad que grava sobre los teoremas de una teoría de la verdad como una teoría del significado. La idea original de Davidson era que una oración ‘p’ daría el significado de una oración ‘o’ si fuera posible construir una oración-V, una oración con el relleno ‘es verdadera si y solo si’, que resultara verdadera. La objeción de J. Foster fue que, entonces, una oración como

(O) “La nieve es blanca” es verdadera si, y solo si, la hierba es verde

que es una oración-V verdadera en términos de la semántica del bicondicional material, contendrá en el lado derecho la condición de verdad de la oración “La nieve es blanca” y, por tanto, especificará su significado o sentido. Pero, es obvio que la oración (O) no es interpretativa a ese respecto. Por otro lado, Davidson no puede resolver el problema mediante el expeditivo procedimiento de imponer, como en la Convención-V de Tarski, la condición de que ‘p’ sea usada para dar una traducción correcta de ‘o’: el concepto de traducción correcta presupone el concepto de identidad de significado, que es lo que está en cuestión.

(more…)

McDowell: sentido, verdad e interpretación (I)

1 septiembre 2008

J. McDowell sostiene a la Davidson que la teoría del significado es parte de una teoría de la racionalidad práctica de los agentes: “Propiamente no hemos otorgado sentido a las formas de palabras de un lenguaje si, con ello, no estamos en vías de otorgar sentido a sus hablantes”. “Comprender el comportamiento lingüístico, y de aquí comprender los lenguajes, no es más que un caso especial de lo que entraña, en general, comprender el comportamiento”. “Comprender una acción lingüística, como comprender cualquier acción, es cuestión de encontrar una descripción bajo la que pueda verse cómo el agente ha considerado que realizarla era algo razonable” (en Meaning, Knowledge, and Reality, Cambridge Mass.: Harvard University Press, 1998, pp. 172, 176, y 17-18).

(more…)