Realismo, metafísica y la teoría del significado

31 mayo 2009

Adjunto en pdf el artículo “Realismo, metafísica y la teoría del significado”, Analítica 1 (2007), pp. 7-42:

Realismo1

Anuncios

Sobre la filosofía analítica

25 mayo 2009

En esta breve entrevista T. Williamson habla de la filosofía analítica por oposición a otras corrientes filosóficas contemporáneas: lo más interesante, en respuesta a la segunda pregunta, es su reflexión sobre el concepto de verdad y el sentido en el que, para los filósofos analíticos, el punto de partida de cualquier reflexión al respecto es el concepto ordinario de verdad, que es ingenuamente realista. Esto no significa, obviamente, que en el curso de esa reflexión no pueda introducirse un nuevo concepto, por ejemplo, en la línea de un realismo no tan ingenuo, pero, en cualquier caso, el nuevo concepto debe hacerse cargo de lo que un hablante normal diría sobre la verdad y es, por tanto, una clarificación o extensión del concepto ordinario. Pues, de un modo que es filosóficamente muy democrático, los filósofos analíticos consideran de extrema importancia lo que la verdad es para un hablante normal. Williamson sugiere que, en cambio, el constructivismo característico de las ciencias sociales contemporáneas comienza más bien por considerar que la ingenuidad teórica es propia de quien no ha alcanzado un cierto grado de sofisticación intelectual y que, por eso, no merece respeto alguno.

Por cierto, acaba de publicarse en español un libro que he venido comentando en varios posts: P. Boghossian, El miedo al conocimiento. Contra el relativismo y el constructivismo, Madrid: Alianza Editorial, 2009.

Racionalidad o relativismo global (II)

1 mayo 2009

Por otra parte, la relativización de la aserción relativista es un caso de un fenómeno al que me referiré como inexpresabilidad pragmática. De entrada, señalemos la diferencia con un caso de autorrefutación pragmática: mientras que en un caso de autorrefutación pragmática puede o no haber un problema en realizar la aserción, pero el problema básico es que las condiciones pragmáticas necesarias para aseverar algo determinan su falsedad, en un caso de inexpresabilidad pragmática el problema básico está precisamente en que la aserción no puede realizarse a causa de las condiciones pragmáticas necesarias para aseverar algo.

Lee el resto de esta entrada »

Racionalidad o relativismo global (I)

23 abril 2009

Vuelvo otra vez (otra vuelta de tuerca, sí) a la tesis de P. Boghossian (en Fear of Knowledge) de que el argumento tradicional contra el relativismo global sobre los hechos o la verdad no funciona. La idea detrás del argumento, que el relativista tiene que comprometerse con alguna verdad absoluta, es correcta. Boghossian propone un nuevo argumento que llevaría al relativista a ese compromiso y, por tanto, a la incoherencia. Pero, el argumento tradicional no probaría, como pretende, que el relativismo global caiga en el dilema de ser autorrefutante o ser racionalmente defectivo. Por eso, dejando de lado la carga de una autorrefutación directa, la crítica de Boghossian al argumento tradicional consiste en establecer la racionalidad del relativista: pues, si el relativista no tiene que ser irracional al proponer la relativización de su propia tesis, entonces no es llevado a una elección forzosa entre ser relativista o ser racional. Mi objetivo es mostrar que, paradójicamente, el supuesto de que el relativista actúa racionalmente al relativizar su propia tesis conduce a una reducción al absurdo de la racionalidad de esa jugada relativizadora. Así que, en efecto, uno tiene que elegir entre ser relativista o ser racional.

Lee el resto de esta entrada »

On Realism about the Normativity of Concepts

29 marzo 2009

To begin with, it is obvious that normativity is a trivial consequence of conceptual content. If the concept x is the concept WATER, then the concept x is correctly applied, and ought to be applied, to all and only instances of water: the notion of the extension of a concept just is the notion of what it is correct to apply the concept to. Now, it can be asked whether such a trivial truth requires an explanation in terms of an underlying nature of normativity. For example, P. Horwich (Meaning, Oxford: OUP, 1998) sustains a deflationary answer: there is nothing what the referential power of a concept consists in and thus there is nothing what its normativity consists in. On the contrary, a realist thesis of concept-application entails a robust notion of normativity: the natural kind whose instances define the extension of a concept provides the norm according to which the concept-application can be evaluated as correct. The underlying nature of normativity is the natural kind referred to by a concept. It seems that the realist does not distinguish the trivial truth from the robust notion if she says: the realist thesis about concept-application is that the standard of correctness for each concept is precisely the kind of things it keeps track of; in other words, a concept is applied correctly to the kind of things it is the concept of. Here the fault is in “in other words”. The second claim is merely an expression of the trivial truth: that a concept is applied correctly to the kind of things it is the concept of does not entail that such a kind of things is the norm according to which the concept-application is correct. Only the first claim is the one with that import. E. Lalumera (“A Simple Realist Account of the Normativity of Concepts”, Disputatio 1/19 (2005), pp. 205-221) says that a simple realist thesis about concept-application is “that a concept is applied correctly when it is applied to the kind of things it is the concept of” (p. 207). But she also says in a robust style: “Concepts, as trackers of natural kinds, are norm-governed in that they are subject to standards of correctness provided by the kinds themselves” (p. 219).

Lee el resto de esta entrada »

Inconmensurabilidad y posibilidad epistémica

2 marzo 2009

En su excelente artículo “Radical Interpretation, Logic, and Conceptual Schemes” (en M. de Caro (ed.), Interpretations and Causes, Synthese Library, 1999), N. Tennant argumenta, entre otras cosas, contra la conocida tesis de D. Davidson de que un fallo de traducción entre lenguajes es necesario para que haya una diferencia de esquema conceptual. En otras palabras, argumenta contra la tesis: que haya un esquema conceptual que sea una alternativa al nuestro depende de que no seamos capaces de traducir el lenguaje en cuestión. Tennant propone un contra-ejemplo basado en la hipótesis de una Inteligencia Extraterrestre cuyo lenguaje (o teoría) consta de oraciones que pueden ser emparejadas con las oraciones de nuestra teoría actual mediante un manual de traducción que es una teoría de la verdad para el lenguaje de IE. Con todo, la tesis de Tennant es que, intuitivamente, el esquema conceptual de IE es inconmensurable con el nuestro, en el sentido de que el carácter subjetivo de su experiencia (como qué es percibir el mundo a la manera de IE) es inaccesible para nosotros, y viceversa. El contra-ejemplo de Tennant tiene la consecuencia de que nuestra teoría actual puede y no puede ser falsa, lo que aparentemente es una contradicción. Mi objetivo es mostrar que desde un tratamiento relativista de la posibilidad epistémica, el contra-ejemplo de Tennant queda libre de caer en contradicción alguna.

Lee el resto de esta entrada »

Relativismo indéxico y relatividad ontológica (II)

9 febrero 2009

Terminé el post anterior abriendo la cuestión de cómo explicar, desde el relativismo indéxico, la posibilidad de un desacuerdo sobre la referencia. En un próximo post argumentaré que si la relatividad ontológica empieza en casa, es decir, alcanza a nuestro propio lenguaje, una formulación de la relatividad ontológica en términos de relativismo indéxico entraña la posibilidad del desacuerdo: so pena de que la comunicación no sea posible. Ahora voy a presentar la estrategia más adecuada para que el relativista indéxico pueda dar cuenta de un desacuerdo efectivo.

Lee el resto de esta entrada »

Dummett y Strawson sobre el antirrealismo

16 diciembre 2008

Presento brevemente el antirrealismo semántico de M. Dummett, y de ahí paso a discutir una objeción formulada por P. F. Strawson. Mi tesis es que si la respuesta de Dummett es correcta, una teoría del significado moldeada epistemológicamente (según la cual el significado de una oración es el contenido del conocimiento poseído por el hablante que constituye su comprensión de la misma) puede ser realista.

Lee el resto de esta entrada »

Relativismo indéxico y relatividad ontológica (I)

2 diciembre 2008

M. Kölbel lleva años ocupándose de articular un tipo de relativismo genuino: de relativismo sobre la verdad de las proposiciones o los pensamientos. En ese sentido, una parte central de su argumentación es desacreditar un tipo de relativismo que atañe a la individuación de los contenidos proposicionales y no al valor de verdad de los mismos: es el revisionismo o relativismo indéxico (principalmente, en “Indexical Relativism vs Genuine Relativism”). Pues, aunque el relativismo indéxico puede formularse como una doctrina sobre la relatividad de la verdad de ciertos portadores (las oraciones), sin embargo, él cree que no logra hacerse cargo de lo que intuitivamente está en juego en el relativismo sobre la verdad. Actualmente, hay una efervescencia de enfoques o planteamientos relativistas sobre distintos tópicos: la moral, el gusto, el conocimiento, la posibilidad epistémica, etc… (Por cierto, Kölbel acaba de editar con M. García-Carpintero la interesante colección de artículos Relative Truth, Oxford: Oxford University Press, 2008). En lo que sigue voy a tratar de un tópico inexplorado: hasta qué punto es mejor concebir la tesis de la relatividad ontológica en términos del relativismo indéxico.

Lee el resto de esta entrada »

McDowell: sentido, verdad e interpretación (III)

3 noviembre 2008

Como es sabido, el programa de la interpretación radical de Davidson es una respuesta al requisito de interpretatividad que grava sobre los teoremas de una teoría de la verdad como una teoría del significado. La idea original de Davidson era que una oración ‘p’ daría el significado de una oración ‘o’ si fuera posible construir una oración-V, una oración con el relleno ‘es verdadera si y solo si’, que resultara verdadera. La objeción de J. Foster fue que, entonces, una oración como

(O) “La nieve es blanca” es verdadera si, y solo si, la hierba es verde

que es una oración-V verdadera en términos de la semántica del bicondicional material, contendrá en el lado derecho la condición de verdad de la oración “La nieve es blanca” y, por tanto, especificará su significado o sentido. Pero, es obvio que la oración (O) no es interpretativa a ese respecto. Por otro lado, Davidson no puede resolver el problema mediante el expeditivo procedimiento de imponer, como en la Convención-V de Tarski, la condición de que ‘p’ sea usada para dar una traducción correcta de ‘o’: el concepto de traducción correcta presupone el concepto de identidad de significado, que es lo que está en cuestión.

Lee el resto de esta entrada »